Si en su casa hay una invasión de ratas o pericotes, o en su colonia sus vecinos tienen bestias indeseables que amenazan con morder a sus hijos cristianos, este producto es una excelente solución. Su utilización es muy sencilla: debe ser mezclada con alimentos que gusten a esas alimañas, como queso, carne o salchichas.

Aplique muy bien el producto y déjelo en un lugar estratégico. El producto actúa durante siete días, quemando y secando desde dentro hasta producir su total erradicación, de la misma manera en que actúan los venenos para ratas que se comercializan en el mercado.

IMPORTANTE: Este producto no es vendido a hermanos que viven en países donde se encuentra prohibida su comercialización. Solo lo vendemos donde es legal.

Aceptamos

© Todos los derechos reservados. Iglesia del Final de los Tiempos 2018