El Río Jordán Nace en las montañas del Antilíbano, en las estribaciones septentrionales del monte Hermón (2814 m), desde donde fluye atravesando el sureste del Líbano hacia el sur, entrando en Israel y desembocando en la costa norte del mar de Galilea.

Las aguas del Río Jordán tienen un gran poder espiritual, debido a que fue en esas aguas que el Señor Jesucristo fue bautizado por Juan Bautista:
“Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret a Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él”.
Marcos 1: 9-10

Con el Agua Bendita del Río Jordán podrás entrar en comunión con el Espíritu Santo de Dios y desarrollar el Don de hablar en lenguas. Además, posee propiedades sanadoras del alma y el espíritu. Es una fuerte barrera ante las tentaciones del demonio: aleja la lujuria, la lascivia, los deseos fornicarios o adúlteros.
¡Bendiga su hogar con solo 7 gotas al día!

Aceptamos

© Todos los derechos reservados. Iglesia del Final de los Tiempos 2018