Alaska es un terreno olvidado por Dios mismo debido a su poca población y abundantes animales peligrosos, las personas que habitan en dicho lugar escasamente van a la escuela y el analfabetismo es imperante en ese territorio, lo que hace de Alaska un lugar perfecto para la evangelización. 

El 17 de Octubre, SSS Andrés de la Barra se dió a la tarea de visitar ese sitio y en su aventura se enfrentó con un temible oso polar al que termino venciendo gracias al poder de Dios y las balas. 

© Todos los derechos reservados. Iglesia del Final de los Tiempos 2018