Nuestra organización institucional

Nuestra Iglesia es ante todo, un claro ejemplo de lo que agrada a Dios: orden y disciplina. En la cabeza de nuestra estructura organizacional, se encuentra Dios. Luego de Dios, inmediatamente y casi al mismo nivel, se encuentra Su Santidad, Profeta Andrés de la Barra, también llamado como “el Maestro” o “Cristoandrés”. Le sigue al Profeta el Excelentísimo Concejo Central de Apóstoles, cuyo presidente es el Apóstol León y su Vicepresidente el Apóstol Valencia. El Concejo se encuentra conformado por los Presidentes de los Concejos Norteamericano, Centroamericano y Sudamericano de nuestra Iglesia, además de un representante de la Universidad Cristiana UCSAB, el Director del Departamento de Finanzas Celestiales, Apóstol Cabrera y como observadora, sin derecho a voz ni voto, la Directora de la Red Internacional de Orfanatos “Los Olvidados de Dios”, patrocinada por nuestra Iglesia.

Cada Concejo Apostólico Continental (Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica) se encuentra integrado por los Apóstoles representantes de cada país según región geográfica.

Del Concejo Central de Apóstoles, dependen además el Ministerio de Alabanza, Ministerio de Evangelización y el Tribunal Inquisitorial del Final de los Tiempos.